Que son los pendientes hipoalergenicos, tipos y alergias más comúnes

Los pendientes hipoalergenicos son cada vez más demandados, nada menos que el 10% de la población sufre de alegrías a ciertos metales. Pero sabemos de que metal estan hechos, son todos iguales, nos protegen de cualquier alegría a cualquier metal ?

Ojalá fuera tan simple.. Ante todo aclararemos algunos conceptos:

El término “hipoalergénico” quiere decir “por debajo de lo normal” o “ligeramente alergénico”, lo cual no significa que nos olvidaremos por completo de nuestra alergia, aunque en muchos y la mayoría de los casos si se consigue este efecto.

El general, las personas son alérgicas a diferentes metales, no todo el mundo está alérgico al mismo metal, por lo que puede pasar que unos pendientes hipoalergenicos solucionan el problema en una persona y no surtan efecto ningúno en otra. Las alegrías pueden ser a diferentes metales, provocadas por intolerancia inmunitaria concreta , hereditaria o debida a exposiciones, o pueden ser alergias más generalizadas y fuertes a varios metales y/o aleaciónes metálicas impuras.

Cual es mi alegría?

Si sospechas de tener una alegría a metales, porque tus orejas sufren de inflamación, se vuelven rojas, duelen cada vez que te pones pendientes de ganchillo; a menudo te pasa tener síntomas parecidos al llevar pulseras o colgantes o los simples roces de cinturones, botones con la piel enseguida te empiezan a molestar, lo más probable es que tengas alergia.

Determinar a que metal se tiene alergia es algo relativamente poco complicado en el caso de las alergias al metal más comúnes , porque son fácilmente detectables, realizando una serie de pruebas denominadas pruebas del parche que evalúan la reacción de la piel con diferentes metales.

Las alergias al metal más comúnes

Las alergias al metal son causadas comúnmente por níquel, plomo, oro, cobalto, cromo, zinc y plata. Las reacciones alérgicas al níquel, que está ampliamente presente en nuestro medio ambiente, son de las más comunes, 15% de los alérgicos lo son realmente al niquel. El niquel se incorpora en joyas, monedas, cremalleras, marcos de anteojos e incluso en algunos componentes de dispositivos que utilizamos todos los días, como el teléfono móvil.

La forma más común de desarrollar reacciones alérgicas a los metales es a través del contacto con la piel, y este tipo de reacción se llama dermatitis de contacto. Los síntomas de dermatitis de contacto desarrollados como resultado de la exposición al níquel incluyen: una erupción roja, picazón, ampollas e irritación. Son muy similares para el resto de metales.

En los próximos posts veremos que exactamente produce estas alegrías y como se desarrollan, ( asi que no dejes de seguir nuestro blog ) , y hoy nos centramos en los pendientes hipoalergenicos.

Tipos de pendientes hipoalergenicos

Identificado nuestro problema, buscemos una solución. Si sabemos con exactitud tras comprobaciones médicas a que metal somos alérgicos, evitaremos comprar pendientes que lo contienen o pendientes cuya composición de metal está desconocida o poco clara.

Los denominados pendientes hipoalergenicos pueden ser nuestra salvación porque se suele indicar bien claro su composición metálica o al menos cuales metales contienen y cuales no. Muchas veces nos podemos encontrar también con el caso de la etiqueta “hipoalergenicos” a secas sin mas información, por internet o en alguna tienda, alegando el vendedor que se trata de pendientes especiales hipoalergenicos,  elaborados específicamente para personas con alegría, pero siendo incapaz de decirnos algo mas. Si no estáis seguras, mejor no comprar.

Metales usados en los pendientes hipoalergenicos

Niobio:

El niobio es quizás una de las mejores opciónes para la mayoría de las personas alérgicas a los metales. Es un elemento puro, pero poco abundante y muy resistente. Se emplea en las aleaciones de acero, para hacer pilas nucleares y en la elaboración de ciertos implantes quirúrgicos. Con el niobio se revisten los cristales de los lentes de las cámaras, pantallas de televisores y demás monitores.

También se hace uso del niobio para la elaboración de imanes de gran potencia que son empleados para realizar resonancias magnéticas. En definitiva, es un material que tiene gran tolerancia en personas con piel sensible. No se descascara, no está pintado y no tiene mezcla con otros elementos como el níquel o el plomo.

Titanio:

conocido por ser un material muy fuerte y utilizado en medicina, el titanio puede ser una excelente , aunque cara opción para tus orejas alérgicas. El titanio es muy ligero y resistente, se usa en aleaciones metálicas como sustituto del aluminio para la fabricación de aviones, misiles, cápsulas espaciales, como sustituto de huesos y cartílagos en cirugía, para fabricar tuberías y plantas de desalinización.

Acero inoxidable:

El acero es una aleación de varios metales, entre los cuales se encuentra el níquel en diferente proporción; aunque muy baja en el acero inoxidable, por lo que se suele tolerar por las personas alérgicas. No siempre funciona porque al depender de donde compramos nuestros pendientes, la composición puede variar, pero sigue siendo una opción económica.

Acero quirúrgico:

El acero quirúrgico es sólo un tipo más de aleación del acero, y no significa que sea de mejor calidad o mas seguro que el acero inoxidable, sólo que es la clase de acero que se utiliza para la fabricación de elementos quirúrgicos durables y de calidad.

Plata de ley:

La plata esterlina contiene en teoria más del 90% de plata y menos del 10% de cobre. Puede ser una buena opción para personas con alergia. Segun su pureza, o si se trata de piezas chapadas, el efecto hipoalergenico puede disminuir o incluso no producirse. Hay gente alérgica a la plata..

Oro:

El oro es un metal precioso, que se encuentra en estado natural puro, aunque en joyeria las piezas de oro nunca son 100% de oro. Es blando y moldeable por lo que se alea con otros metales para darle dureza.

Además, es un buen conductor del calor y de la electricidad, y no le afecta el aire ni la mayoría de los agentes químicos. Tiene una alta resistencia a la alteración química por parte del calor, la humedad y la mayoría de los agentes corrosivos, y así está bien adaptado a su uso en la acuñación de monedas y en la joyería. Es el metal hipoalergenico por excelencia , que se adapta a casi todas las personas alérgicas menos de lo que lo sean al propio oro. Sabias que casi 10% de las mujeres alérgicas, lo son al oro ?!

Este y otros hechos interesantes comentaremos en los próximos posts, no dejes de leer nuestro blog!! Y bien, si eres alérgica y ibas algo perdida , espero haberte dado buenos consejos. Yo misma soy alérgica, triste gracia para una diseñadora, pero precisamente eso me ha hecho descubrir otros materiales y técnicas y explica mi declinación por la bisutería. Os veo en el siguiente post!


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados